Del “Elevator pitch” al “pecha kucha”

Muchos son los modelos o las dinámicas que cada día intentamos poner en práctica para vender nuestros productos o servicios de la manera más sencilla, breve e impactante delante de un posible cliente, inversor o colaborador. 

Los emprendedores y micropymes prueban constantemente las diversas técnicas para saber con cuál puede obtener mayor impacto y reclamo y conseguir despertar el interés de aquellos que les escuchan.

Pero como en todas las técnicas existen algunas que funcionan mejor y que crean auténticos movimientos sociales y eventos exclusivos para desarrollar y potenciar estas opciones de presentación.

pechakucha

Durante mucho tiempo hemos estado utilizando y llevando al máximo nivel la ténica del elevator picth, que se ha convertido en una gran aliada de todos aquellos que buscan diferenciarse de sus competidores.

Sobre la base de ser una presentación exprés que dura poco menos de 2 minutos o el equivalente a un viaje en ascensor, debemos ser capaces de dar respuesta a aquello esencial de nuestro proyecto.

  • Definir el proyecto: cuál es el producto o servicio, cuál es su público y qué necesidad cubre o satisface
  • Responder a cuestiones comunes sobre el mercado objetivo, como impacta económicamente en él y cuál es el posible retorno para un inversor o comprador
  • Definir cuál es la propuesta de valor ante el resto y porqué te diferencia
  • Cuál es el modelo de negocio que hará que sea rentable

Gestionando bien el tiempo (escasos 120 segundos) y estructurando de manera ordenada cada una de las ideas podemos conseguir un elevator pitch que nos posicione de manera positiva y que capte la atención de aquellos que nos escuchan.

Pero esta mecánica que ha sido de una productividad máxima para aquellos que la practicaban como para aquellos que organizaban concursos, eventos y rondas de business angels, se ve amenazada por otra dinámica que entra con fuerza en nuestro país (todo y que lleva ya un par de años haciéndose sitio entre empresas y empresarios). 

Esta nueva dinámica de origen nipón es el Pecha Kucka (o pechakucha) y todo y que es mucho más larga en tiempo de exposición es más concreta en su disposición. 

El Pecha Kucha, también llamada la dinámica del 20×20, se basa esencialmente en  transmitir el proyecto de manera más visual. Cada ponente proyecte 20 imágenes o diapositivas y dispone de 20 segundo para explicar cada una de ellas. El total de la presentación es de 6 minutos y 40 segundos y es el tiempo que se dispone para desarrollar todo el proyecto completo. 

Para conseguir una buena presentación pecha kucha debemos tener en cuenta algunos conceptos:

  • Definir bien la estructura básica de la presentación dividiendo perfectamente los apartados que contendrá. Lo más aconsejable es hacer 4 apartados que corresponderán a 5 diapositivas cada uno
  • Cada apartado debe conseguir responder las preguntas básicas del proyecto de manera similar a como lo hacemos en el elevator pitch
  • Probar, probar y probar. Tener 20 segundo por imagen significa que debemos saber controlar muy bien el tiempo de cada una de ellas y de los mensajes que queremos transmitir

A partir de esta nueva (o no) dinámica de presentaciones conseguiremos ir al detalle de nuestra exposición, no divagar, centrarnos en aquello concreto e importante, descartando lo superficial y buscando la máxima atención de nuestros receptores, tanto en las imágenes como en los mensajes. 

En ningún caso en estas dos dinámicas podemos improvisar. Debemos estar preparados, ensayados y ser conscientes de aquello que queremos explicar y conseguir con la presentación. No podemos dejarnos llevar por los nervios o el pánico escénico, ya que las ocasiones que tenemos de hacer este tipo de intervenciones e impactar en un gran número de posibles clientes o colaboradores de una misma vez, no suelen abundar.

Escojamos la que escojamos, ambas dinámicas la debemos elaborar con mucha perfección. Aprovechemos las ocasiones y animémonos a explicar nuestra historia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.